Efecto boomerang: si aceptamos injusticias sufriremos injusticias

Como europeos de izquierdas estamos preocupados por los derechos laborales y el estado del bienestar en la Unión Europea. ¿Pero hasta cuándo puede continuar un (des)equilibrio en el que los europeos disfrutamos de mercancías producidas en países en los que los trabajadores sufren unas condiciones laborales muchísimo peores que las nuestras? Y muchas veces se trata de empresas europeas, que transladan la producción allá donde los salarios sean mas bajos y los derechos laborales más insignificantes.

Imagen

Si de verdad queremos que nuestras condiciones laborales mejoren – o que al menos dejen de empeorar – tenemos que empezar a pensar que muy posiblemente nuestra manera de consumir también tiene algo que ver en ello.

Un ejemplo:

No es legal que una empresa produzca pantalones en Suecia o en España con niños de trece años cosiendo doce horas al día . Pero sí sería legal que una empresa que produce pantalones cosidos por niños de trece años trabajando doce horas al día venda los pantalones en Suecia o en España. ¿Por qué aceptamos esta situación?

Lo que aquí propongo es regular la venta de productos y servicios en nuestros países. No se trataría de cerrar las fronteras a productos extranjeros, sino de obligar a las empresas que quieran vender productos en Suecia o en España a que la produccion haya sido realizada en condiciones laborales y salariales como mínimo similares a las que tenemos nosotros. Y la regla por supuesto también se le aplicaría a empresas europeas con producción en el extranjero. ¿Que una empresa quiere transladar la producción de juguetes de Alicante a Bangladesh? Perfecto, pero si quiere seguir vendiendo juguetes en España va a tener que seguir las mismas reglas del juego con los trabajadores en Bangladesh que con los trabajadores en Alicante. Además, podemos aprovechar que formamos parte de la Unión Europea para coordinar con mas países una legislación así. ¿Y por qué no en toda la Unión?

Si sacamos adelante una legislación así, seguramente se terminaría el chollo de poder comprar camisetas a 3 Euros, televisores de plasma a 120 Euros y ordenadores portátiles a 300 Euros. Sería todo más caro, pero seguramente es que tiene que ser más caro. Si queremos que nos respeten como trabajadores, el primer paso que tenemos que dar es respetar a los trabajadores que han producido las cosas que consumimos, vivan en el país que vivan.

Si no lo hacemos, tarde o temprano, las condiciones laborales en Europa iran por el mismo camino, que es lo que está empezando a pasar por ejemplo en España.

About miguelganzo

I am a writer, songwriter and performer based in Europe, mostly in Sweden and Spain. I’m influenced by indie-rock and by the folk-rock traditions from several countries: especially Spain, Sweden, USA and UK. My main goal with writing and music is to be able to communicate interesting things in an interesting way. To glance at everyday life, society, history, science and myself with curiosity, to be able to make small sketches from it in the form of songs, or draw bigger pictures when writing novels.
This entry was posted in Castellano and tagged , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Efecto boomerang: si aceptamos injusticias sufriremos injusticias

  1. emilio says:

    Totalmente de acuerdo, por varias razones:
    – El previsible incremento de precio generará un aumento de los sectores de la reparación y la segunda mano, ahora casi desaparecidos, y frenará la producción desmedida en la que estamos inmersos y que tan perjudicial resulta para el medio ambiente.
    – Los productos aumentarán su calidad: un empleado bien formado, remunerado y sin riesgos laborales realiza mejor su trabajo.
    – La producción se localizará según la cercanía de las materias primas, la tradición industrial de la región y su facilidad para exportar, y no siguiendo la falta de derechos laborales.

    Como comentas, es imperativo exigir a la Unión Europea que redacte y haga cumplir una normativa sobre derechos laborales en la producción para empresas europeas. Les vendría realmente bien para demostrar que la U.E. no es sólo un instrumento para garantizar las ganancias de los especuladores, como muchos empezamos a sospechar.

    • miguelganzo says:

      Gracias por tu análisis Emilio! Menos mal que yo no había pensado en todas esas razones porque sino habría escrito un texto larguisimo de esos que no hay quien lea. Así, escrito entre dos, es mas ameno.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s